lunes, 8 de mayo de 2017

La envidia

A veces quisiera no envidar todo y a todos. Me canso de estar continuamente deseando cosas que jamas tendre. Me frustro y me enojo con las emociones que no puedo controlar. Desearia reiniciar mi vida desde ese punto. Detesto envidiar la facilidad con las que los demas llevan sus vidas. Se tocan, se divierte y se rien con facilidad. Coquetean, hacen el amor y se emborrachan sin temor de soltarse o de cuidar lo que dicen. Gastan, rien y viven alegremente. Yo no puedo hacer nada de eso. Vivo con miedo siempre. Miedo a todo y de todos. ¿Por que pueden los demas seguir con sus vidas?¿por que yo no? Odio tanto esto ¿por que tuvo que pasarme a mi? Y si me libero ¿que pasara? Y si lo digo ¿que? Ya no quiero que me importe, pero no quiero la lastima de nadie, ni su odio ni su repudio. Solo quiero ser libre. Solo quisiera que nada de eso hubiera pasado. Me he cansado de pedirle perdon a dios, de rogarle por su ayuda que no viene. Como no vino antes. A veces me gusta sentarme en mi roca y contemplo mi vida, veo ese momento casi claramente y puedo ver como hubiera sido mi vida si lo borrara y me divierto en mis sueños viviendo esa vida que no tendre. A veces toma un rumbo y a veces otro, pero siempre es tan distinta a la real. Por eso no quiero dormir, por que es tan dificil despertar. Envidio tanto como los demas viven en la ignorancia, como no han visto el lado oscuro de la luna. Pero ese mismo pensamiento a veces me reconforta y otras veces me carcome. De verdad quiero sentirme feliz por los demas pero no puedo. Quisiera que algunos de verdad sufrieran tanto o mas que yo. Que tengan una probadita de lo que cayo, y me digan si es suficiente. A veces envidio tanto su ignorancia, pero casi siempre los odio por ella. Envidio tanto la facilidad con que viven su agonia y cuanto abrazo yo la mia. A veces solo quisiera ser libre de una vez por todas...

No hay comentarios: